En los países donde hay menos presencia de bicicletas en la calle, son sobre todo las mujeres las que menos van en bici. Pero un estudio afirma que las bicicletas eléctricas podrían cambiar esta tendencia.

 

Personal de investigación de la Universidad de Auckland y de la Universidad de Otago han estudiado detalladamente la situación en Nueva Zelanda. Entre otras cosas, realizaron entrevistas a ciclistas y vendedores de bicicletas eléctricas, así como a coordinadores de tráfico y responsables políticos del sector. Querían averiguar hasta qué punto los roles de género influyen en la interacción entre las y los conductores de E-Bike, las bicicletas eléctricas y el medio ambiente. El resultado es un documento muy completo titulado «Género y E-Bike: Explorando el papel de las bicicletas eléctricas para aumentar el acceso de las mujeres al ciclismo y la actividad física».

 

En general, el estudio enumera muchos otros aspectos que entorpecen el uso de la bicicleta a las mujeres, particularmente en países donde el uso de ésta es ya de por sí bajo. Además del componente organizativo que acabamos de describir, existen también otros factores que dificultan el acceso de las mujeres a la bicicleta:

 

  • Gastos de adquisición de las bicicletas
  • Reparto desigual de las tareas domésticas entre mujeres y hombres
  • Preocupación por las agresiones sexuales
  • Menor confianza en las habilidades ciclistas propias
  • Desafíos en cuanto a distancia y condiciones meteorológicas
  • Preocupación ante posibles lesiones
  • Dificultades relacionadas con la seguridad del uso de la bicicleta con niños
  • Oferta limitada de bicicletas aptas para personas altas y pesadas
  • Malestar por la sudoración durante la conducción y, en general, a causa de una exposición a la mirada de los demás
  • La huella cultural del ciclismo como una actividad socialmente aceptada y dirigida preferentemente a los hombres blancos

 

La importancia de la eliminación de estas barreras está bien documentada en otras investigaciones científicas. Los estudios han demostrado que, en Nueva Zelanda, los adultos que deciden ir al trabajo en bicicleta o a pie tienen un 76% más de probabilidades de cumplir los requisitos para estar en forma. En cuanto a la población total, la tasa de mortalidad desciende un 13% en las personas que se desplazan en bicicleta con regularidad.

Naturalmente, para que en el futuro haya más mujeres yendo en bicicleta, se necesita algo más que E-Bikes. Un mayor número de carriles bici y mejor desarrollados, así como un trato igualitario para todos los géneros, son dos aspectos esenciales que contribuyen al fomento del uso de la bicicleta. Al mismo tiempo, las pedelecs y las E-Bikes tampoco deben subestimarse. Según el personal de investigación, podrían ser un instrumento importante para aumentar la tasa de ciclismo en las mujeres.

Desde hace un tiempo, es evidente que se están realizando cambios en el mundo del ciclismo en cuanto al enfoque de género. Por ejemplo, con el cuadro bajo. Hace tiempo que este tipo de cuadro ha perdido su imagen de «bicicleta de mujer», que en este caso siempre fue acompañada de cierta desconsideración. En cambio, cada vez más personas reconocen que la elección del cuadro tiene que ver únicamente con sus propias necesidades y no con la consolidación de estereotipos anticuados.

El estudio también subraya hasta qué punto es crucial que las bicicletas para mujeres también se actualicen tecnológicamente. Las bicicletas eléctricas desempeñan incluso un papel pionero en este sentido. El número de E-Bikes de montaña y de carreras especialmente diseñadas para la anatomía de las mujeres sigue siendo muy inferior al número de modelos destinados a los hombres. Sin embargo, la tendencia a instalar la tecnología más avanzada en estas bicicletas puede verse claramente en la actualidad y es de esperar que continúe.

Algo similar se puede encontrar en el marketing. La acción, el deseo de velocidad, el sudor y la suciedad también tienen un enorme atractivo para las mujeres y esto es cada vez más asumido por los fabricantes. Con las E-Cargobikes, existe un tipo de bicicleta que hace tiempo que se despidió de una clientela exclusivamente dominada por los hombres.

 

Descubre todo lo que podemos hacer por ti nuestra web o redes sociales de Facebook o Instagram.

En Señor Patinete te esperamos.